Guía de viaje Reims

Turismo Reims | Guía Reims

Te va a encantar Reims

Reims es una ciudad con imponentes templos religiosos y delicioso champán, que cuenta con cuatro monumentos inscritos en el patrimonio mundial de la UNESCO: la catedral de Notre-Dame, el Museo-Abadía de Saint-Remi, la basílica de Saint-Remi y el Palacio de Tau.

Esta localidad hace gala de un magnífico ambiente y una animación continua, gracias en gran medida a sus estupendas cafeterías, entre ellas Columbus Café & Co Reims Vesle, Des Lys Café y Bubble Coffee, así como a su excelente comida, la cual puedes degustar en todo tipo de restaurantes recomendables, como Racine o el suntuoso Le Parc Restaurant Les Crayères.

Reims posee otros bellos destinos históricos, como la abadía Saint-Pierre-les-Dames, la biblioteca Carnegie, el convento de los Cordeliers o el ayuntamiento, así como una extensa y variada dotación de espacios de ocio en los que lo pasarás muy bien, como puede ser el Hipódromo de la Champagne o cualquiera de las salas de espectáculos y fiestas existentes.

Las 5 mejores razones para visitar Reims

1. Auténtico champán francés

Reims acoge un buen número de bodegas especializadas en champán, por lo que esta sofisticada bebida se convierte en un ingrediente permanente al visitarla. Brinda con glamour en la Maison Veuve Clicquot o descubre bodegas míticas, emblemáticas, como Mumm o Taittinger.

2. Salas de espectáculos

Son muchas las salas de espectáculos y representaciones artísticas que se dan cita en Reims, por lo que el entretenimiento siempre está asegurado. El Gran Teatro-Ópera de Reims, Domaine Pommery y La Cartonnerie son excelentes ejemplos.

3. Eventos y congresos

También la continua programación de eventos y propuestas culturales llenan la agenda de espacios como el centro cultural Saint-Exupéry, el Estadio Auguste Delaune, el Centro de Congresos de Reims y el Parque de Exposiciones de Reims.

4. Algunos de los mejores restaurantes de Francia

La cocina gourmet es uno de los atributos principales de Reims, gracias a la presencia de reconocidos locales gastronómicos como La Brasserie du Boulingrin. Si te gustan los productos del mar, Le Bocal es uno de los restaurantes al alza en Remis, donde el pescado y el marisco son exquisitos.

5. Continuos festivales

Además de la programación cultural de los espacios de la ciudad, en Reims abundan las ferias y los festivales itinerantes, que tienen sus principales exponentes en las ferias de Navidad, el Museo del Automóvil y el incomparable Festival de Juana de Arco, de estilo medieval y celebrado en mayo.

Qué hacer en Reims

1. Maravillarse en la catedral de Reims

La catedral de Notre-Dame de Reims es la joya patrimonial de la ciudad y, en cierto modo, el lugar donde nació Francia, pues en ella fue donde Clodoveo, gobernante de los francos, aceptó el cristianismo en el siglo V. A partir de ese momento fue el lugar escogido por los monarcas franceses para ser coronados. La impresionantes vidrieras de Chagall, la atmósfera serena y la belleza que proyecta este escenario aseguran una profunda huella a sus visitantes.

2. Admirar el Palacio de Tau

Considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este edificio fue la residencia del exarzobispo y destaca por su estilo neoclásico. Construido entre 1671 y 1710, es actualmente un museo con estatuas, objetos litúrgicos, tapices excepcionales y estancias tan admirables como la Sala de Tau. El talismán de Carlomagno y un cáliz dorado con gemas de San Remi figuran entre sus joyas más preciosas.

3. Ir de museos

Sin lugar a dudas, el Museo de Bellas Artes, inaugurado en la década de 1790, es el espacio museístico más importante de Reims. Alberga más de 500 años de arte europeo, con grabados, bocetos, esculturas, acuarelas y pinturas al óleo de figuras tan prestigiosas como Lucas Cranach el Viejo, Courbet, Monet y Matisse. Además, la ciudad ofrece otros museos tan recomendables como el Museo de la Rendición, el Antiguo Colegio de los Jesuitas, el Museo del Fort de la Pompelle, el Museo-Abadía de Saint-Remi y el Musée-hôtel le Vergeur, plagado de obras de Alberto Durero.

4. Recorrer la abadía de Saint-Remi

La basílica de Saint-Remi es venerada por albergar los huesos de San Remi, el intrépido obispo que convenció a Clodoveo para que se convirtiera al cristianismo, lo que hizo de Francia un país católico. Protegida por la UNESCO y obra maestra del gótico, recorrer esta antigua iglesia-abadía benedictina se convierte en una experiencia incomparable.

5. Recorrer Les Halles du Boulingrin

La bóveda Halles du Boulingrin simboliza el renacimiento de Reims tras su destrucción durante la Primera Guerra Mundial. Convertido en el principal mercado de alimentos en 1929, tras una ambiciosa restauración con pinceladas art déco, volvió a abrir sus puertas en septiembre de 2012. Además de vender alimentos, acoge exposiciones y eventos culturales.

1. Maravillarse en la catedral de Reims

La catedral de Notre-Dame de Reims es la joya patrimonial de la ciudad y, en cierto modo, el lugar donde nació Francia, pues en ella fue donde Clodoveo, gobernante de los francos, aceptó el cristianismo en el siglo V. A partir de ese momento fue el lugar escogido por los monarcas franceses para ser coronados. La impresionantes vidrieras de Chagall, la atmósfera serena y la belleza que proyecta este escenario aseguran una profunda huella a sus visitantes.

2. Admirar el Palacio de Tau

Considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este edificio fue la residencia del exarzobispo y destaca por su estilo neoclásico. Construido entre 1671 y 1710, es actualmente un museo con estatuas, objetos litúrgicos, tapices excepcionales y estancias tan admirables como la Sala de Tau. El talismán de Carlomagno y un cáliz dorado con gemas de San Remi figuran entre sus joyas más preciosas.

3. Ir de museos

Sin lugar a dudas, el Museo de Bellas Artes, inaugurado en la década de 1790, es el espacio museístico más importante de Reims. Alberga más de 500 años de arte europeo, con grabados, bocetos, esculturas, acuarelas y pinturas al óleo de figuras tan prestigiosas como Lucas Cranach el Viejo, Courbet, Monet y Matisse. Además, la ciudad ofrece otros museos tan recomendables como el Museo de la Rendición, el Antiguo Colegio de los Jesuitas, el Museo del Fort de la Pompelle, el Museo-Abadía de Saint-Remi y el Musée-hôtel le Vergeur, plagado de obras de Alberto Durero.

4. Recorrer la abadía de Saint-Remi

La basílica de Saint-Remi es venerada por albergar los huesos de San Remi, el intrépido obispo que convenció a Clodoveo para que se convirtiera al cristianismo, lo que hizo de Francia un país católico. Protegida por la UNESCO y obra maestra del gótico, recorrer esta antigua iglesia-abadía benedictina se convierte en una experiencia incomparable.

5. Recorrer Les Halles du Boulingrin

La bóveda Halles du Boulingrin simboliza el renacimiento de Reims tras su destrucción durante la Primera Guerra Mundial. Convertido en el principal mercado de alimentos en 1929, tras una ambiciosa restauración con pinceladas art déco, volvió a abrir sus puertas en septiembre de 2012. Además de vender alimentos, acoge exposiciones y eventos culturales.

Dónde comer en Reims

Le Bocal es un excepcional restaurante de marisco, Le Millénaire es un local gastronómico de cocina tradicional con estrellas Michelin, mientras que Philippe Mille prepara exquisitos platos en un entorno opulento situado en Les Crayères. Los precios varían según el establecimiento, pero una buena comida suele costar alrededor de 20 o 40 EUR por persona.

Cuándo visitar Reims

Reims en agosto
Precio estimado de hotel
38 €
1 noche en un hotel de 3 estrellas
Reims en agosto
Precio estimado de hotel
38 €
1 noche en un hotel de 3 estrellas

Reims disfruta de un clima cálido y templado aunque, eso sí, con abundantes lluvias. La temperatura media anual es 10,2 °C y se puede decir que es una ciudad perfectamente visitable durante todo el año. Debido a la profusión de eventos, exposiciones y festivales que se programan en Reims, lo mejor es decidir cuál te apetece vivir y visitarla entonces.

Datos proporcionados por weatherbase
Temperaturas
Temperaturas
Medio
Celsius (°C)
Datos proporcionados por weatherbase

Cómo llegar a Reims

En avión

Dado que Reims no dispone de aeropuerto, el imponente Charles de Gaulle de París suele ser la opción antes de coger un tren de alta velocidad TGV, con billetes desde 20 EUR, para emprender un trayecto de media hora hasta Reims.

En tren

SNCF y TGV ofrecen frecuentes conexiones ferroviarias con París y otras ciudades francesas. Los billetes están disponibles desde 30 EUR y el viaje, desde la estación París Est, dura alrededor de tres cuartos de hora.

En coche

Para viajar desde París directamente a Reims, la A4 es una opción infalible. Desde Lille, utiliza la A1 hacia Arras, antes de pasarte a la A26.

En autobús

Eurolines opera autobuses diarios desde París hasta Reims, cuyos recorridos tardan menos de dos horas y los billetes cuestan unos 10 EUR.

Aerolíneas que operan en Reims

United Airlines
Bueno (2.835 opiniones)
Lufthansa
Bueno (2.143 opiniones)
American Airlines
Bueno (4.379 opiniones)
KLM
Bueno (347 opiniones)
Air France
Bueno (395 opiniones)
British Airways
Bueno (1.411 opiniones)
Delta
Excelente (3.044 opiniones)
Turkish Airlines
Bueno (1.321 opiniones)
SWISS
Bueno (454 opiniones)
Qatar Airways
Bueno (1.201 opiniones)
Emirates
Excelente (951 opiniones)
Iberia
Bueno (912 opiniones)
Air Canada
Bueno (1.398 opiniones)
Austrian Airlines
Bueno (278 opiniones)
Etihad Airways
Bueno (307 opiniones)
Singapore Airlines
Excelente (319 opiniones)
TAP AIR PORTUGAL
Bueno (536 opiniones)
Brussels Airlines
Bueno (100 opiniones)
Finnair
Bueno (693 opiniones)
LATAM Airlines
Bueno (773 opiniones)
Ver más

Dónde alojarse en Reims

1. La zona centro es la sede de la fabulosa catedral de Reims y de la mayoría de sus mejores restaurantes y cafeterías, como Au Bureau. Es, casi siempre, el punto de partida de las visitas turísticas a esta población.

Barrios populares en Reims

2. Coutures, al sureste del centro de Reims, es un barrio tranquilo cuya principal atracción es el llamativo Museo del Automóvil.

3. Champagne Central es el destino perfecto para degustar el mejor y más innovador champán del país, en lugares como Taittinger o Maison Veuve Cliquot.

Dónde alojarse en zonas populares de Reims

Los hoteles más reservados en Reims

Best Western Premier Hotel de la Paix
Excelente (8.7, 4199 opiniones)
121 €+
Appart'City Reims Parc des Expositions
Bueno (7.6, 1234 opiniones)
57 €+
Premiere Classe Reims Sud - Bezannes
Aceptable (5.4, 798 opiniones)
47 €+
Ver todos los hoteles

Cómo moverse por Reims

Transporte público

El sistema de autobuses de Reims funciona bien y es económico: 1 EUR por viaje y 8,60 EUR por un bono de 10 billetes.

Taxi

La tarifa habitual es de 2 EUR por cada 1,6 kilómetros, pero es necesario reservarlos con antelación a través de la web, por teléfono o solicitándolo al personal de tu hotel.

Coche

Sixt y Europcar ofrecen automóviles de alquiler en Reims desde 15 EUR diarios.

El coste de vida en Reims

Calles de compras

El mejor lugar para comprar en Reims es Galeries Lafayette, la tienda departamental más grande de la ciudad y una de las referencias principales de Francia. También puedes encontrar maravillosas tiendas artesanales, como el mercado de antigüedades La Boutique y Lancel, un incomparable paraíso para los amantes de los accesorios de diseño.

Comestibles y otros

Carrefour es el principal supermercado en Reims, con sucursales distribuidas por toda la ciudad. Para que puedas hacerte una idea de los precios vigentes, lo normal es pagar 3 EUR por una docena de huevos, 1,73 EUR por una botella de medio litro de cerveza y 2,49 EUR por una lata de 0,33 litros de cerveza de importación.

Otras ciudades populares en Gran Este