Vacaciones en Berlín

3 días
vie 2/2
vie 2/2
5 días
vie 2/2
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Ofertas más populares de viajes a Berlín

VER TODAS LAS OFERTAS

Berlín es una ciudad diferente. Su encanto no está en la belleza de sus edificios sino en lo que se percibe al pasear por sus calles. En cada rincón un poco de su historia. De vacaciones en Berlín uno puede comer el típico Currywurst, una salchicha con salsa de ketchup y curry, por menos de tres euros, o degustar pescado y marisco en el restaurante Fischers Fritz, el único de la ciudad con dos estrellas Michelin.

Recorrer Berlín en metro en invierno y en bici en verano

La forma más rápida de llegar a Berlín es en avión, a los aeropuertos de Tegel y Schönefeld, con vuelos a todo el mundo. Moverse mientras uno está de vacaciones en Berlín es fácil por la puntualidad y buenas conexiones que ofrecen metro, trenes de cercanías y tranvía. El transporte público es ideal en invierno, cuando se puede llegar a los 20 grados bajo cero y la nieve es frecuente. En verano, es mejor alquilar por unos 10 euros al día una bicicleta ya que está perfectamente acondicionada y es ideal para llegar a rincones interesantes. Las temperaturas en estivales pueden superar los 30 grados.

Lo que no puedes perderte de vacaciones en Berlín

Los lugares más emblemáticos están en el exterior y son gratis. Si vas de vacaciones a Berlín en invierno, deberás proveerte de abrigo gordo y gorro para hacerte la foto en la Puerta de Brandenburgo, contemplar la cúpula del Reichstag o pasear por el monumento al Holocausto. Un paseo por Unter den Linden te llevará a la Isla de los Museos. No puedes perderte tampoco los restos del muro. Unas vacaciones en Berlín en verano permiten disfrutar de la multitud de parques verdes de la ciudad en los que, además, se pueden hacer barbacoas. No te pierdas el de Tempelhof, el antiguo aeropuerto, cerrado en 2008 y abierto dos años después como el mayor parque público de Berlín.