Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más información. Cerrar

Vacaciones en Esmirna

Ver mapa
5 días
dom 3/12
dom 3/12
5 días
dom 3/12
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Ofertas más populares de viajes a Esmirna

VER TODAS LAS OFERTAS

Las vacaciones en Esmirna significan un viaje hasta los orígenes de la civilización occidental. No hay que olvidar que aquí nació Homero y establecieron sus dominios griegos, romanos y otomanos. Toda esa larga historia se refleja en el patrimonio monumental de la ciudad, sin duda el gran atractivo durante unas vacaciones en Esmirna. Y a eso hay que sumarle su emplazamiento, en el golfo de Esmirna bañado por las aguas del Egeo.

Vacaciones en Esmirna

Esmirna cuenta con su propio aeropuerto y además es el puerto turco más importante tras el de Estambul. Por ello, la mayoría de turistas llegan por aire o por mar, si bien la ciudad está bien comunicada por carretera y también pasan muchos tours terrestres. El horario de Esmirna se encuadra dentro de la franja +2 de Greenwich. Su clima es templado, con veranos muy calurosos e inviernos húmedos, por lo que la mejor época para pasar unas vacaciones en Esmirna es la primavera.

El patrimonio de Esmirna

Esmirna queda dominada por la presencia del Monte Pagos, donde se conservan vestigios de un castillo de tiempos de Alejandro Magno. Ascender hasta ahí permite contemplar el Golfo de Esmirna, el mar Egeo y la ciudad en su conjunto. Y desde las alturas se distinguen algunos de sus edificios más emblemáticos como la iglesia de San Policarpio, la mezquita de Hisir del siglo XVI o la Torre del Reloj.

Una vez en la ciudad se hace necesario caminar por sus barrios. Uno de los más antiguos es el de Asansör. Es un viejo barrio judío como el de Havra Sokak, donde se descubren varias sinagogas. Otro barrio interesante es Alsancak, en gran parte peatonalizado y donde se han abierto infinidad de cafés y restaurantes rodeados de edificios de la arquitectura tradicional turca. Por último, también hay que visitar el barrio de Namazgah, en donde se conserva la vieja ágora grecorromana de la ciudad.