Vacaciones en España

3 días
jue 1/2
jue 1/2
5 días
jue 1/2
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Tendencias de precios de vacaciones en España

Precio estimado del paquete

España en {1}

2 personas Vuelo a España 3 noches de alojamiento
Precio medio de hotel + Precio medio de vuelo desde España

Ofertas más populares de viajes a España

VER TODAS LAS OFERTAS

Tomarse la vida un poco menos en serio es un buen antídoto para el estrés que nos acompaña a diario. En unas vacaciones en España te contagiarás de alegría y espíritu festivo. Observarás paisajes que pueden variar de las aguas cristalinas de las Islas Baleares a los monumentos musulmanes de Andalucía.

Cualquier época es buena para unas vacaciones en España

España es un país que puede visitarse durante todo el año. En verano las temperaturas rondan los 30º en la mayoría del país. Los otoños y las primaveras son generalmente soleados, menos calurosos, pero invitan a pasear por el exterior y pueden ser buenos momentos para viajar a Andalucía y descubrir sus monumentos de la época musulmana. Los inviernos son fríos en el interior del país, pueden bajar de los 0º, pero son más suaves en la costa, donde rondan los 12º. España está en la zona horaria GMT+1 y GMT+2 en verano. La mejor forma de llegar es en avión. Los aeropuertos con más ofertas de vuelos son Madrid y Barcelona. España cuenta con red ferroviaria (RENFE) y de autobuses (ALSA) que conectan todos los puntos del país.

España, destinos para las cuatro estaciones

Para los amantes de las vacaciones de verano con playa y sol, las islas y las costas mediterránea y sur aseguran el bronceado y los chiringuitos. Para quienes prefieren viajar en invierno y esquiar, Sierra Nevada y los Pirineos Catalanes ofrecen sus pistas y su cuidada gastronomía. En primavera florecen los cerezos del valle del Jerte, en Extremadura, y del Bierzo, en Castilla y León. El sol brilla con fuerza pero el calor se mantiene por debajo de los 30ºC permitiendo explorar ambas regiones. El otoño invita a perderse por el Parque Nacional de los Picos de Europa, donde se pueden encontrar cómodos alojamientos rurales desde los que ir a recoger castañas y acompañarlas con sidra, la bebida tradicional asturiana.