Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más información. Cerrar

Vacaciones en San Luis Obispo

Ver mapa
5 días
dom 3/12
dom 3/12
5 días
dom 3/12
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Ofertas más populares de viajes a San Luis Obispo

VER TODAS LAS OFERTAS

La población de San Luis Obispo en el estado de California debe su nombre a una antigua misión religiosa fundada por los españoles. La visita a este edificio histórico es el máximo atractivo de la ciudad pero no el único. Unas vacaciones en San Luis Obispo también sirven para recorrer senderos por la cordillera de Santa Lucía donde se halla la población o incluso acercarse hasta playas relativamente cercanas como Pismo Beach.

Vacaciones en San Luis Obispo

La población se encuentra a medio camino entre San Francisco y Los Ángeles, dos metrópolis con grandes aeropuertos. Allí se puede alquilar un automóvil y siguiendo la carretera de la costa se llegará hasta San Luis Obispo. Un lugar ideal para pasar las vacaciones en cualquier época del año gracias al suave clima mediterráneo de esta región del oeste de los Estados Unidos. Un territorio donde rige la hora -5 de Greenwich.

Atractivos de San Luis Obispo

San Luis Obispo cuenta con enormes ventajas para pasar allí unas vacaciones. Para empezar, sus precios suelen ser más económicos que en otros lugares de la costa californiana. Costa que se halla muy cercana a la población, por lo que siempre es posible escaparse a darse un baño en las aguas del Pacífico. La ciudad de San Luis Obispo ofrece el atractivo de tres lugares de gran interés, cada uno con sus peculiaridades.

Sin duda, el monumento más emblemático es la Misión de San Luis Obispo. Un edificio de tiempos de la ocupación española y que es un templo que sorprende por la luminosidad y austeridad de su interior. Bien distinto es el Hotel Madonna Inn, un templo a la extravagancia y que merece ser visitado para comprobar su decoración de lo más kitsch. Por último hay que mencionar otro lugar curioso, no apto para escrupulosos. Se trata del Callejón del Chicle, una pequeña calle cuyas paredes están ocultas por miles de chicles pegados.