Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más información. Cerrar

Vacaciones en Amberes

Ver mapa
5 días
vie 1/12
vie 1/12
5 días
vie 1/12
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Ofertas más populares de viajes a Amberes

VER TODAS LAS OFERTAS

Amberes es la capital de la provincia de Flandes, en Bélgica. Está ubicada en la región de Walonia, a orillas del mar del Norte, donde el idioma principal es el flamenco. Su nombre se cree que tiene origen en el gigante Antigoo, que habitó en un castillo a orillas del río Scheltd, que cruza la ciudad. En la actualidad, Amberes es referente para la moda y pueden verse en sus escaparates diseños de Kris Van Assche. Otra especialidad son las pastas, antwerpse handjes, hechas de almendras o chocolate.

Vacaciones en Amberes

Si eliges Amberes como destino de tus vacaciones es recomendable volar al aeropuerto de Bruselas ya que el aeropuerto local sólo opera con dos aerolíneas. Se puede acceder al aeropuerto de Bruselas por carretera, tren o bicicleta, pues cuenta con carril-bici hasta las terminales. Amberes tiene clima marítimo, con precipitaciones durante todo el año y temperaturas, en invierno, en torno a los 3 °C. En verano presenta un calor suave, en torno a los 21°C.

Amberes, una ciudad del siglo XVI

Amberes, gracias a su gran puerto, se desarrolló comercialmente en el Renacimiento hasta convertirse en la segunda ciudad más próspera de Europa. Este esplendor todavía se aprecia, por ejemplo contemplando la catedral de Nuestra Señora. En su interior pueden verse cuatro cuadros de Rubens. La iglesia de San Jacobo alberga la tumba del pintor. Para los amantes del arte que elijan Amberes como destino de vacaciones, la ciudad cuenta también con la casa-museo de Rubens.

Otros lugares de interés en la ciudad, si viajas con la familia, es el zoo y la zona ajardinada a orillas del río Scheldt. Allí se encuentra Steen, un castillo medieval fortificado que alberga exposiciones con opciones lúdicas para los niños. Puedes pasear por la plaza Grote Markt, en donde se encuentran los antiguos edificios del gremio de los carniceros, hasta llegar a la iglesia de Sant Paul, adornada con motivos barrocos.