Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más información. Cerrar

Vacaciones en Flagstaff

Ver mapa
5 días
vie 27/10
vie 27/10
5 días
vie 27/10
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Ofertas más populares de viajes a Flagstaff

VER TODAS LAS OFERTAS

Situada al norte de Arizona, la ciudad de Flagstaff es un importante centro turístico. Teniéndola como base, en unas vacaciones en Flagstaff se pueden conocer lugares tan relevantes e interesantes como un tramo cercano de la Ruta 66, el Parque Nacional del Gran Cañón, el Oak Creek Canyon y el Cráter Barringer. Debido a su creciente importancia como destino turístico, Flagstaff goza de buenos hoteles y restaurantes, de comercios y de una aceptable vida nocturna.

El verano es el mejor momento para ir de vacaciones a Flagstaff

El clima de esta parte del estado de Arizona es bastante frío. Sirva como ejemplo que las mínimas diarias en los meses de julio y agosto frecuentemente están por debajo de los diez grados. Por eso, para disfrutar de la ciudad y de todas las excursiones y actividades que ofrece, el verano es la mejor época para ir de vacaciones a Flagstaff (-7 hora de Greenwich). Para llegar al municipio habrá que aterrizar antes seguramente en Phoenix, la capital del estado. Trenes y autobuses conectan ambas ciudades, separadas por poco más de 200 kilómetros. También un servicio de autobuses enlaza los principales puntos de Flagstaff, que tiene muchas de sus calles acondicionadas para la circulación de las bicicletas.

Flagstaff, punto de partida hacia numerosos puntos de interés

En unas vacaciones en Flagstaff se pueden hacer excursiones a enclaves naturales tan relevantes como el Gran Cañón, el Oak Creek Canyon y el Cráter Barringer, un inmenso agujero provocado por la caída de un meteorito hace miles de años. También se pueden alquilar caballos para pasear por los bosques que rodean Flagstaff. Al paso del Río Colorado por la zona, se forman unas fotogénicas cascadas. El Arboreto de la ciudad, con más de 2.500 especies de plantas, es la mejor manera de conocer la flora del lugar. Merece también la pena el cercano Lowell Observatory, desde el que mediante telescopios puede observarse el espacio.