Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más información. Cerrar

Vacaciones en Baja Sajonia

Ver mapa
5 días
vie 3/11
vie 3/11
5 días
vie 3/11
± 3 días
5 días
Comparar KAYAK con |

Tendencias de precios de vacaciones en Baja Sajonia

Precio estimado del paquete

Baja Sajonia en {1}

2 personas Vuelo a Baja Sajonia 3 noches de alojamiento
Precio medio de hotel + Precio medio de vuelo desde España

Ofertas más populares de viajes a Baja Sajonia

VER TODAS LAS OFERTAS

Situada entre el Mar del Norte y el río Elba, la Baja Sajonia es una de las regiones más desconocidas de Alemania, en la que mar y montaña se dan la mano para permitir disfrutar de sus recursos naturales, al mismo tiempo que visitar ciudades como Hannover o la mítica ciudad de Bremen. Todo ello será posible en tan sólo unos días de vacaciones en la Baja Sajonia.

El aeropuerto internacional de Hannover posibilita la llegada directamente al centro de esta región, con vuelos frecuentes que la mantienen comunicada con cualquier parte del mundo. Con un clima continental suave, gracias a la presencia del mar, presenta inviernos con temperaturas bajas y veranos suaves, en los que es raro pasar de los 30ºC. El verde de su vegetación indica que las lluvias son frecuentes.

Un encuentro con la naturaleza

Tu viaje por la Baja Sajonia te llevará a descubrir el Mar de las Wadden o Islas Frisias, declaradas Patrimonio Natural de la Unesco. Ahí podrás descubrir las más de 10.000 especies de flora y fauna que habitan en esta región de marismas o el sistema montañoso Weserberglad. Los lagos y ríos interiores, o los más de 13.000 km de rutas para bicicleta, convierten la Baja Sajonia en un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, ya sea a pie, en bicicleta o incluso en una piragua.

La oferta cultural de la Baja Sajonia

Durante tus vacaciones en la Baja Sajonia también se recomienda visitar la ciudad de Celle, con su entramado de casas que parecen sacadas de un cuento. Entre ellas, destaca su palacio, mezcla entre barroco y renacentista. La moderna ciudad de Hannover, la capital del estado federal, o Hildesheim, donde encontrarás muy próximos dos lugares patrimonio de la humanidad, la Catedral de Sta. María y la Iglesia de St. Michel, son dos ejemplos del románico centro europeo, entre otras.