Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Más información. Cerrar

Consejos para encontrar los mejores precios

Siete consejos para encontrar el PMBP (precio más bajo posible):

  1. Merece la pena anticiparse. Cuanto más cerca esté el día de tu viaje, más alto será el precio. ¿Por qué? Porque hace algún tiempo, un grupo de chicos y chicas muy listos que trabajaban para una aerolínea se dieron cuenta de que la gente que viaja en clase business tienden a planear sus reuniones en el último minuto y tienen menos flexibilidad. Así que mientras que las aerolíneas siguen en su línea en cuanto a gente de negocios, los viajeros bien organizados pueden sacar partido de la situación. Para encontrar los mejores precios, busca tu viaje en KAYAK y tramita tu reserva con 21 días o más de antelación; el siguiente mejor precio suele ser con 14 días o más antelación. ¿Todavía estás aquí leyendo? ¿A qué esperas?

  2. ¿LMMJVSD? Tener flexibilidad para poder viajar en un día diferente puede traducirse en una bajada de precio importante. Así que la próxima vez que realices una búsqueda en KAYAK, recuerda seleccionar la opción de fechas flexibles. Verás que normalmente es más barato volar los sábados (no tanto si el vuelo es internacional). Asimismo, viajar entre semana (martes o miércoles) es más barato que hacerlo los lunes o los jueves/viernes: a la gente de negocios le encanta viajar los lunes por la mañana y volver los jueves (aun así te cobran como si fuese un viernes, pero esa es otra historia).

  3. Todo en esta vida es cuestión de elegir el momento oportuno. La clave para encontrar el precio más bajo es volar cuando otros no lo hacen. Los “tiempos muertos” varían dependiendo de la ruta (primera hora de la mañana y última del día son buenas horas para vacaciones; mediodía normalmente es mejor para negocios). Selecciona la opción “Cualquiera” y utiliza los filtros para afinar tu búsqueda y dar con el mejor precio.

  4. Evita viajar en temporada alta. ¿Todo ésto ya te va sonando, verdad? No viajes cuando todo el mundo lo haga. Ve de vacaciones en junio o en septiembre, por ejemplo. No solo los vuelos serán más baratos sino que las colas serán más cortas. Otra buena idea es volar el día de Navidad cuando todo el mundo ya está en casa (y los auxiliares de vuelo son mucho más majos).

  5. Elegir, esa gran ventaja. Cuando aerolíneas de bajo coste como Easyjet simplificaron su estructura de precios para ofrecer billetes más baratos más a menudo, el resto de compañías no tardó en empezar a hacer lo mismo. Sin embargo, no todas las estructuras de precios de todas las compañías funcionan de la misma forma. Ésa es la razón por la que comparamos tantas aerolíneas de cientos de sitios web diferentes para conseguirte el mejor precio. Podría decirse que tenemos un don para encontrar los precios más baratos (quizá para poesía no).

  6. Ubicación, ubicación y ubicación. Muchas aerolíneas de bajo coste vuelan a aeropuertos alternativos (como Milán Bérgamo en vez de Malpensa o Stansted en lugar de London Heathrow) y lo que se ahorran en las tasas de aeropuerto se refleja en el precio final. También puedes beneficiarte de que haya menos tráfico, los coches de alquiler sean más baratos y de que haya menos gente en las cafeterías del aeropuerto. Si buscas con KAYAK te podemos mostrar automáticamente los precios para los aeropuertos cercanos al de tu destino.

  7. Y lo más importante... ¡Busca en KAYAK antes de reservar!