Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Aquí puedes encontrar más información. Si estás de acuerdo, continúa navegando.

Tres formas de descubrir Nueva York

Lauren Mack
Nueva York, una de las ciudades más famosas del mundo, es un epicentro del arte y la cultura que ofrece a los viajeros infinidad de opciones para comer, beber, explorar e ir de compras. La jungla de cemento, vidrio y acero que caracteriza a Nueva York es un destino ideal para ricos y famosos, los nómadas más modernos, pero también para los que viajan con menos presupuesto.

Con 12,7 millones de visitantes internacionales en 2016, no hay duda de que la ciudad de Nueva York sigue una de las más atractivas para los turistas. Quizá esto se deba a que hay un Nueva York para todos: desde los hipsters amantes del brunch hasta los que prefieren tomar cócteles en el bar de moda o los que se conforman con una pizza mientras siguen su camino. Sea cual sea tu presupuesto, tienes una forma de descubrir la ciudad que nunca duerme.

A continuación, te presentamos nuestras recomendaciones para tu viaje, tanto si estás buscando unas vacaciones económicas como si dispones de un presupuesto estándar o si quieres disfrutar del lujo de Nueva York.

Opción #1 – Vacaciones económicas
Opción #2 – Vacaciones con un presupuesto estándar
Opción #3 – Vacaciones por todo lo alto

Opción #1 – Vacaciones económicas

Reservar unas vacaciones en Nueva York no tiene por qué costarte un ojo de la cara. Hay muchas formas de disfrutar de Manhattan y de los barrios de los alrededores por muy poco dinero.

Dónde alojarse

Viajando a Nueva York puedes encontrarte algunos de los hoteles más caros en los EE. UU, pero la variedad de opciones alojamiento es muy amplia. Los apartamentos de alquiler son abundantes y asequibles, incluso en los barrios más modernos de Brooklyn como Williamsburg, Park Slope, Brooklyn Heights y DUMBO (acrónimo de Down Under the Manhattan Bridge Overpass). Puedes buscar apartamentos de alquiler en KAYAK y filtrar fácilmente según el barrio.

Si quieres alojarte en Manhattan, considera reservar en un hostal, ya que muchos de ellos tienen una ubicación céntrica y cuestan incluso menos que un hotel barato. Además, puede que encuentres nuevos compañeros de viaje. HI NYC Hostel, uno de los albergues más grandes de los EE. UU., está a solo dos manzanas de Central Park y a pocos pasos del metro, además de tener una valoración “Excelente” según las opiniones de nuestros usuarios.

Cómo moverse por la ciudad

A pie: sin duda, caminar es la manera más barata y más fácil de ver esta ciudad (y de paso hacer un poco de ejercicio). Algunos barrios como Chinatown, Little Italy, SoHo y Koreatown se exploran mejor a pie.

Metro: la ciudad de Nueva York y sus 5 distritos (Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island) abarcan 484 kilómetros, lo que hace que el MTA, como se conoce al metro de Nueva York, sea la manera más eficiente de evitar el tráfico en hora punta y la forma más económica para trasladarse de un lugar a otro. Con una MetroCard, cada viaje cuesta 2,75 $ (sin ella, cada viaje son 3 $).

Consejo: si vas a estar en la ciudad al menos una semana, te recomendamos que te compres un pase ilimitado de 7 días por 32 $. Si vas a estar menos tiempo, recarga tu MetroCard con al menos 5,50 $ cada vez para obtener un descuento adicional del 5 %.

Dónde comer

No tendrás que buscar demasiado para encontrar comida deliciosa y a precios asequibles. Hay opciones para todos los gustos: desde los productos estrella de Instagram como los “cronuts” (un híbrido donut-croissant) de Dominique Ansel Bakery y la masa de galletas comestible de , hasta la comida callejera de los típicos food trucks y los mercados de agricultores. Estos son nuestros favoritos:

La Pizza de Patsy’s Pizzeria: establecida en 1933, Pasquale “Patsy” Lancieri’s East Harlem Patsy’s Pizzeria es una institución desde hace décadas. Esta pizzería es famosa por sus pizzas al horno de carbón y su clientela famosa (el cantante Frank Sinatra y la leyenda del béisbol Joe DiMaggio solían frecuentarla).

Lasnoch hamburguesas en Shake Shack: en su restaurante, Danny Meyer ofrece hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas onduladas y batidos de crema, lo que lo convierten en una alternativa perfecta a las típicas cadenas de comida rápida. Ninguna visita a Shake Shack está completa sin probar la emblemática ShackBurger: una hamburguesa con queso cubierta con tomate, lechuga y ShakeSauce, la salsa de la casa.

Mira escaparates y come en el Chelsea Market: este mercado cubierto en el moderno Meatpacking District cuenta con más de 35 tiendas y establecimientos de comida. Desde los pequeños donuts de Doughnuttery hasta clásicos estadounidenses como los sándwiches de queso a la parrilla o los de mantequilla de cacahuete y mermelada de Creamline, un paseo por Chelsea Market es todo un festival para los sentidos.

Cena en un deli: desde 1888, Katz Delicatessen satisface el apetito de los hambrientos neoyorquinos a todas horas del día y de la noche. Los platos exclusivos incluyen salchichas con alubias y sándwiches de pastrami en pan de centeno. Además, las porciones son enormes, suficientes para compartir entre dos (o más).

Disfruta de un festín móvil: en Manhattan y Brooklyn los food trucks, o camiones de comida, están por todas partes. Desde los gofres de estilo belga cubiertos de Nutella de Wafels & Dinges hasta las delicias coreanas para llevar de Korilla, estos restaurantes itinerantes son una visita obligada. Para descubrir la mejor selección, visita Smorgasburg, el mayor mercado de comida al aire libre de los Estados Unidos. Ubicado a pocas paradas de metro de Manhattan, este mercado semanal de Brooklyn cuenta con más de 100 vendedores que ofrecen manjares dulces y salados todos los fines de semana.

Prueba el dim sum: el precio, la variedad y la exquisitez de esta comida típica cantonesa te encantará, tanto si apuestas por las cestas de dumplings al vapor de los carritos de Jing Fong en Chinatown y Upper West Side, como si prefieres probar el dim sum con una estrella Michelín de Tim Ho Wan.

Cena dim sum en el barrio neoyorquino de Chinatown.
Cena dim sum en el barrio neoyorquino de Chinatown.

Qué hacer durante tu viaje

Bares y vida nocturna: aprovechar las “happy hour” para tomar pintas de cerveza al mejor precio, disfrutar de mimosas durante el brunch y beber cócteles artesanales hasta altas horas de la noche en un ambiente elegante son pasatiempos populares. Algunos de nuestros bares favoritos incluyen The Wayland, un acogedor bar de East Village que durante su “happy hour” sirve cócteles excepcionales, como sazerac (whisky de centeno, Peychaud’s bitters y absenta) y cucumber Collins (vodka, pepino, jugo de limón, soda y sirope de azúcar) por tan solo 7 $, además de cervezas y vinos por entre 4 y 6 $.

Ningún viaje a Nueva York está completo sin una pinta o dos en el pub irlandés McSorley’s Old Ale House en East Village. La desgastada barra de este bar lleva sirviendo cerveza hasta altas horas de la madrugada desde 1854.

Compras: no es necesario que te arruines para que parezca que acabas de desfilar en la pasarela de la Fashion Week. Los amantes de la moda son asiduos de los grandes almacenes Century 21, donde venden ropa de firma con grandes descuentos, accesorios y zapatos de diseñadores como Vince Camuto, Jason Wu y Vera Wang, entre otros.

Los coloridos escaparates a lo largo de Canal Street en Chinatown están repletos de artículos para el hogar y souvenirs baratos. Además, esta es una zona ideal para comprar bolsos de diseñadores, joyas, relojes y gafas de sol de imitación.

Un lugar divertido para pasear antes o después del teatro es The Theater District Shopping Court, un mercadillo en la esquina de West 46th Street y Eighth Avenue, al lado de Times Square en el que venden bisutería, ropa, juguetes, postales y souvenirs a precios económicos.

Durante el fin de semana, las gangas y los tesoros escondidos abundan en Brooklyn Flea. La ropa vintage, los objetos de colección y los productos artesanales son un souvenir único de tu viaje a la ciudad de Nueva York.

Museos: ir de museos puede resultar bastante caro, pero hay muchos museos de Manhattan cuya entrada es gratuita en fechas y horarios particulares. Maravíllate ante obras como “La noche estrellada” de Vincent van Gogh y las “Lilas de Agua” de Claude Monet en el Museo de Arte Moderno, que puedes visitar gratis durante las UNIQLO Free Friday Nights que tienen lugar todos los viernes de 16:00 a 20:00. Por su parte, el Museo Solomon R. Guggenheim abre sus galerías de arte moderno y contemporáneo del siglo XX los sábados de 17:45 a 19:45 con la opción de que pagues lo que quieras por la entrada.

Los famosos museos de la ciudad no son los únicos lugares para encontrar arte fabuloso en Nueva York. La escena del arte callejero está en auge en Soho y el Lower East Side en Manhattan, y en Bushwick, Williamsburg y Coney Island en Brooklyn. Free Tours by Foot ofrece recorridos gratuitos por la escena del arte urbano de la Gran Manzana y otros lugares.

Disfruta de un espectáculo: algunos de los mejores comediantes, tanto noveles como experimentados, actúan en Nueva York. Por menos de 10 $ puedes ver un espectáculo todas las noches en el Upright Citizens Brigade en Hell’s Kitchen o en East Village. En ocasiones, hasta los cómicos más famosos hacen apariciones improvisadas.

Además de asistir a uno o dos espectáculos, también puedes ser parte de uno de ellos si te unes al público en directo en el estudio de un programa de televisión estadounidense. Esta es una forma gratuita de ver de cerca a las estrellas del momento y, con suerte, de aparecer en pantalla. Decenas de programas se ruedan en Manhattan, desde magazines matutinos y diurnos hasta shows de comedia nocturnos.

Para los programas de la mañana, como Today no hacen falta entradas, solo llegar temprano para obtener un buen lugar. Otros como The Tonight Show starring Jimmy Fallon requieren reservar con antelación.

Atracciones imprescindibles:

Gratis: algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Nueva York son, además, baratos o gratuitos. Por ejemplo, date un paseo gratis por The High Line, un parque elevado de 2,4 kilómetros construido en un antiguo caballete ferroviario.

Central Park: desde 1858, el bucólico Central Park ofrece un exuberante oasis para escaparse del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Las atracciones incluyen la colorida noria, el zoo de Central Park, el estanque donde Holden Caulfield entró en busca de los patos en el clásico de J.D. Salinger “El guardián entre el centeno”, un monumento viviente al Beattle John Lennon llamado Strawberry Fields, y el Belvedere Castle, un castillo en miniatura que es el punto más alto del parque.

Un paseo por Central Park es imprescindible en tu visita a Nueva York.
Un paseo por Central Park es imprescindible en tu visita a Nueva York.

Times Square: ninguna primera visita a la ciudad de Nueva York está completa sin una parada en Times Square, que está abierta las 24 horas, los 7 días de la semana. No te pierdas Midnight Moment, una exhibición de arte digital que aparece cada noche entre las 23:57 y la medianoche.

Estatua de la Libertad: si deseas ver la Estatua de la Libertad, pero quieres evitar pagar por la entrada, que es bastante cara, puedes viajar gratis en el ferry de Staten Island. Este paseo en barco de 25 minutos ofrece unas vistas de la Estatua de la Libertad dignas de una postal.

Brooklyn: una visita al distrito de Brooklyn es imprescindible. Aquí encontrarás restaurantes, tiendas y atracciones que no tienen nada que envidiar a los de Manhattan. La mayoría de la gente opta por viajar a Brooklyn a pie o en bicicleta a través del icónico puente de Brooklyn. Tras cruzar el puente, pasea por el cercano Brooklyn Promenade, un corto paseo peatonal donde podrás admirar una vista panorámica del horizonte de Manhattan con la Estatua de la Libertad en la distancia.

Después de patearte toda la ciudad, pon tus pies cansados ​​a remojo y relájate en cityWell, un balneario boutique en Gowanus, Brooklyn. Aquí los visitantes pueden sumergirse en el jacuzzi y relajarse en una sala de vapor de aromaterapia y una sauna seca durante dos horas por tan solo 20 $ en el horario reducido los martes y jueves de 10:30 a 12:30.

Para obtener descuentos adicionales, asegúrate de conseguir tu Carné Joven Internacional (IYTC) si tienes menos de 30 años, o el Carné Internacional para Profesores (ITIC) si eres profesor. También puede aprovechar apps móviles y páginas web como Groupon y LivingSocial, que recopilan cientos de ofertas, desde entradas a atracciones con descuento hasta happy hours.

Opción #2 – Vacaciones con un presupuesto estándar

Si te descuidas, en Nueva York es muy fácil gastarse demasiado dinero. No obstante, si prestas un poco de atención y planeas unos cuantos aspectos de tu viaje con antelación, no tendrás problema para lograr un equilibrio que te permitirá disfrutar al máximo de la ciudad sin necesidad de gastarte más de la cuenta.

Dónde alojarse

En los últimos años han abierto muchos hoteles boutique en los diferentes barrios de Brooklyn. El Nu Hotel en el centro de Brooklyn, a un corto trayecto en taxi o metro de Manhattan, es un maravilloso hotel boutique que ofrece habitaciones dobles estándar , habitaciones familiares que cuentan con una cama doble y dos literas, y la Urban Suite, que incluye un cama king size y una hamaca, para darle ese toque alternativo tan típico de Brooklyn.

Con nuestra búsqueda de hoteles, puedes filtrar en función de la zona y del ambiente, así que te será fácil encontrar un hotel boutique en el barrio de Brooklyn que más te guste.

Cómo moverse por la ciudad

Metro: el metro es la opción de transporte por excelencia para moverse por la ciudad de Nueva York. Si puedes, evita las horas puntas de la mañana y de la tarde y consulta la página web de MTA Weekender para estar al tanto de las alteraciones en el servicio, que suelen ocurrir durante las últimas horas de la tarde y los fines de semana. El TripPlanner de la MTA te ayudará a planificar tu viaje de forma rápida y fácil.

Viajes compartidos: las apps de viajes compartidos, como Uber y Via, suelen ser más baratas que un taxi. De acuerdo con Via, sus usuarios de esperan tan solo una media de cinco minutos. Las tarifas comienzan a partir de 5 $ más impuestos y se basan en la hora, la distancia recorrida y la cantidad de personas que viajen.

Dónde comer

Almuerza en Serendipity 3, una original heladería en el Upper East Side que, además de gigantescos helados, también sirve “comidas de verdad”, como hamburguesas, pasta y tortillas. ¡No te quedes sin probar su Frrrozen Hot Chocolate! A la vuelta de la esquina está el famoso Dylan’s Candy Bar, un emporio que vende más de 7.000 tipos de dulces diferentes. Pásate por Little Italy para tomar un café con cannoli en Ferrara, una de las pastelerías más populares del barrio desde 1892.

Desde establecimientos locales de larga tradición hasta las últimas tendencias gastronómicas, ¡en la Gran Manzana no pasarás hambre!
Desde establecimientos locales de larga tradición hasta las últimas tendencias gastronómicas, ¡en la Gran Manzana no pasarás hambre!

En la actualidad, la última moda en Manhattan y Brooklyn son los mercados de comida como Canal Street Market, un mercado callejero interior con pequeñas boutiques y una amplia selección de establecimientos de comida cuidadosamente seleccionados. En Brooklyn, justo al otro lado del puente de Manhattan, se encuentra el Gotham Market en The Ashland, un pequeño patio que cuenta con un bar de tapas, un bar de cócteles y un restaurante pop-up que cambia según la temporada. A solo unos metros de distancia está el Dekalb Market Hall, un mercado de comida subterráneo mucho más grande que cuenta con 40 establecimientos, incluyendo un puesto de Katz Delicatessen.

Qué hacer durante tu viaje

Bares y vida nocturna: llevaría años visitar cada uno de los bares en la ciudad de Nueva York. Desde bares alternativos hasta elegantes bares de cócteles y terrazas frecuentadas por los neoyorquinos, hay opciones para todos los gustos. Algunos bares están escondidos, como el acogedor PDT (Please Don’t Tell), que se esconde detrás de una cabina telefónica en Crif Dogs, un restaurante de salchichas en East Village, y ofrece una cuidada selección de cócteles de calidad.

Además de ser un lugar excelente para disfrutar pizza, pasta y gelato, Eataly de Mario Batali es también perfecto para unas pintas de cerveza. Sube hasta una azotea para visitar la Birreria y disfrutar de cerveza casera con unas estupendas vistas sobre el moderno barrio de Flatiron.

Asistir a un espectáculo de jazz nocturno es un pasatiempo muy popular en Nueva York. Aquí podrás disfrutar de algunos de los clubes de jazz más famosos del mundo, incluidos Birdland, The Iridium, y Dizzy’s Club Coca-Cola. La mayoría de los shows cuestan poco más que una ronda de cervezas.

Compras: las 26 manzanas al sur de Houston Street, conocidas popularmente como SoHo (abreviatura de South of Houston), están llenas de boutiques dentro de edificios históricos de hierro fundido. Aunque algunas de ellas tienen precios que no son precisamente asequibles, también puedes encontrar gangas. Mira detenidamente las estantes de los grandes almacenes Bloomingdale’s, famosos por sus productos de diseño y sus icónicas bolsas marrones.

Las ventas de muestrarios, o sample sales, son una estupenda forma de hacerse con ropa, zapatos y accesorios de diseñador a precios increíbles. Si alguna vez has soñado con ir vestido como un modelo de pasarela o como tu famoso favorito, en estos eventos podrás hacerte con los looks por mucho menos dinero.

Nueva York es famosa por su amplia oferta de compras.
Nueva York es famosa por su amplia oferta de compras.

Museos: muchos viajeros optan por no gastarse el dinero en entradas a museos, pero hay muchos que son baratos. Muchos de ellos están ubicados en Museum Mile, una zona en el Upper East Side de Manhattan, entre las calles East 82nd y East 105th a lo largo de la Quinta Avenida, que se ha ganado este apodo debido a la gran cantidad de museos que allí se concentran.

La entrada a Neue Galerie, que exhibe una colección de arte alemán y austríaco de principios del siglo XX, cuesta 20 $ para los adultos, pero es gratuita el primer viernes del mes entre las 18:00 y las 21:00.

Ubicado en la Mansión Carnegie, el museo de diseño Cooper Hewitt Smithsonian cuesta 18 $ para adultos (o 16 $ si reservas online).

Aprende sobre la historia de Nueva York en el Museum of the City of New York (la entrada para adultos es de 18 $).

Disfruta de un espectáculo: asistir a un espectáculo de Broadway está en la lista de prioridades de la mayoría de los viajeros, pero muchos se desaniman al ver el precio de las entradas. Afortunadamente, hay varias maneras de ahorrar ¡y mucho! La cabina TKTS Discount Booth en Times Square vende entradas con descuento para espectáculos de Broadway y Off-Broadway del mismo día.

Hay otras TKTS Discount Booths en el Lincoln Center y en South Street Seaport que venden entradas para funciones vespertinas del mismo día y representaciones matutinas del día siguiente.

¿Tienes poco tiempo y no quieres desperdiciarlo haciendo cola en Times Square? Opta por ver una obra de teatro y espera la cola en Play Express, que suele ser mucho más corta. Si estás en Brooklyn, puede pasarte por la TKTS Discount Booth en Downtown Brooklyn, que casi nunca tiene cola y también vende entradas para funciones de esa misma noche y o de la mañana siguiente.

Ahorra en tus visitas reservando un paquete.
Ahorra en tus visitas reservando un paquete.

Atracciones: si vas sumando los precios de las entrada a las atracciones más populares de Nueva York, como la Estatua de la Libertad y The Metropolitan Museum of Art acabarás gastándote una suma considerable. Si planeas hacer un recorrido turístico exhaustivo, considera comprar el New York CityPASS, que cuesta 126 $ para adultos y que ofrece un itinerario predeterminado para visitar las principales atracciones con descuento.

Después de hacer turismo sin parar, tómate un respiro y relájate con un masaje de pies, espalda o cuerpo en Chinatown. Los masajes de pies de una hora cuestan entre 25 $ y 35 $ USD por término medio, mientras que por entre 40 $ y 50 $ podrás disfrutar de un masaje corporal completo.

Opción #3 – Vacaciones por todo lo alto

Sin duda, Nueva York es una ciudad que se presta a gastar dinero a espuertas. Si deseas emular el estilo de vida de los ricos y famosos durante unos días, estás en el lugar indicado. Eso sí, tiene un alto precio.

Dónde alojarse

Aunque en Nueva York no es raro gastarse más de 400 $ en una noche de hotel, hay muchos establecimientos de lujo que requieren gastarse incluso más. Entre los más populares están el lujoso hotel boutique SoHo Grand y el moderno The NoMad Hotel en Flatiron. En Williamsburg, el Wythe Hotel, un fábrica de 1901 reconvertida en un encantador hotel boutique, y McCarren Hotel & Pool, un retiro artístico, son algunos de los lugares más atractivos para alojarse en el distrito de Brooklyn.

Encuentra un hotel con todas las características y servicios que te interesan gracias a los filtros de hoteles de KAYAK y disfruta del viaje de tus sueños en Nueva York. ¿Piscina? ¡Claro! ¿Vistas desde la azotea? ¡Por supuesto!

Brooklyn cuenta con una enorme variedad de opciones de alojamiento, tanto económicas como de lujo.
Brooklyn cuenta con una enorme variedad de opciones de alojamiento, tanto económicas como de lujo.

Cómo moverse por la ciudad

Taxi: los icónicos 13.000 taxis amarillos de la ciudad están por todas partes y es fácil parar uno en cualquier esquina. Las tarifas se calculan mediante un contador y, de acuerdo con la Comisión de Taxis y Limusinas de la ciudad de Nueva York (TLC) el cargo inicial es de 2,50 $ más 0,50 $ por 1/5 milla, o de 0,50 $ por 60 segundos en tráfico lento o cuando el vehículo está parado.

Aunque no hay recargos por pasajeros o maletas adicionales, sí que hay tasas adicionales que incluyen un recargo estatal de la MTA de 0,50 $ en todos los viajes que terminan en la ciudad de Nueva York, un recargo de mejora de 0,30 $, un recargo diario de 0,50 $ para trayectos entre las paseos de 6:00 a 8:00 y un recargo de 1 $ para los viajes de 16:00 a 20:00 de lunes a viernes, excepto festivos. A esto hay que sumarle cualquier peaje por cruzar puentes o túneles y también es habitual incluir una propina, que se recomienda que sea equivalente al 15 – 20 % de la tarifa.

Para un taxi en medio de la calle, como en las películas.
Para un taxi en medio de la calle, como en las películas.

Dónde comer

Disfrute de platos compartidos, como dumplings de sopa de cebolla a la francesa, pierogi de patata y queso de cabra, y panecillos de langosta en The Stanton Social, un lugar de moda en el Lower East Side.

Disfruta de una ronda de cócteles y pequeños aperitivos en Maison Premiere, uno de los restaurantes más populares de Brooklyn, que debe su fama tanto a sus deliciosos cócteles como a su cocina inspirada en el estilo de Nueva Orleans.

La ciudad de Nueva York concentra la mayoría de los restaurantes con estrellas Michelin de los Estados Unidos, y en algunos podrás disfrutar de una comida agradable sin tener que gastarte cientos de dólares. Meadowsweet en Williamsburg sirve un menú de cinco platos de domingo a jueves por 85 $. Dos veces al año, en enero y julio, la oficina de turismo de la ciudad celebra la NYC Restaurant Week. Durante este evento, los comensales pueden disfrutar de almuerzos de tres platos por 26 $ y cenas 42 $ en algunos de los restaurantes más famosos de la ciudad.

Qué hacer durante tu viaje

Bares y vida nocturna: la ciudad está repleta de bares de cócteles únicos y pubs ejemplares. Si no te preocupa el precio, pásate a tomar algo por Pouring Ribbons, en East Village, que cuenta con más de una docena de cócteles caseros como Throwing Shade (mezcal Pelotón de la Muerte con infusión de cacao, bourbon Angel’s Envy, Jägermeister, Lejay Cassis y jengibre). Combina los cócteles con ligeros aperitivos que corren a cargo de Beecher’s Handmade Cheese.

Oculto detrás de un escaparate poco llamativo de Chinatown, Apothéke crea cócteles fantásticos y únicos como Kiwi’s Playhouse (cachaça, soju y una mezcla de kiwi, hinojo, mejorana fresca, lima y agave).

Para tomar un cóctel artesanal, dirígete a Attaboy, en el Lower East Side. Este bar de estilo alternativo no tiene un menú específico, sino que los barman atienden las preferencias, sugerencias y caprichos de los clientes de forma personalizada.

Disfrute de whisky irlandés en The Dead Rabbit, que sirve más de 150 whiskies y docenas de cócteles. No te quedes sin pedir un café irlandés hecho con café, crema y whisky.

Uno de los mejores bares de cócteles de Brooklyn es Clover Club, cuya cuidada carta de cócteles cambia según la estación, e incluye siempre el Clover Club, el cóctel de la casa que combina ginebra, vermut seco, limón, frambuesa y clara de huevo.

Compras: darse un paseo para mirar escaparates por la famosa Quinta Avenida es obligatorio. Aquí están situadas tiendas icónicas, como Tiffany & Co., los grandes almacenes Bergdorf Goodman y boutiques de firmas de moda como Gucci y Louis Vuitton.

Museos: si no ha comprado un CityPASS, las entradas al Met y al MoMA pueden resultar un poco caras, pero valen la pena. La vasta colección de 2 millones de obras del Met abarca desde la prehistoria hasta el presente. La entrada general para adultos es de 25 $, pero es válida por tres días consecutivos en The Met Fifth Avenue, The Met Breur y The Met Cloisters. La colección de arte moderno internacional del MoMA es igualmente estupenda. La entrada general cuesta también 25 $ para los adultos e incluye la visita a exhibiciones especiales, películas y la segunda ubicación del MoMA en Queens, MoMA PS1.

Disfruta de un espectáculo: no importa si se trata de un concierto en el Madison Square Garden o en el Barclays Center en Brooklyn, ver a la compañía de baile The Rockettes en el Radio City Music Hall, o asistir a un espectáculo de Broadway o de off-Broadway, las entradas, incluidas las experiencias VIP, pueden reservarse a través de agentes de billetes como Ticketmaster.

La NYC Broadway Week, que tiene lugar dos veces al año, ofrece un 2 por 1 en las entradas para la mayoría de los espectáculos de Broadway, un gran ahorro disponible en todas las categorías.

Atracciones: desde el otoño hasta la primavera disfruta patinando sobre hielo en la tradicional pista del Rockefeller Center y sube al Top of the Rock para disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad (las entradas están disponibles desde 39,20 $). Ve hacia el norte hasta el Zoológico del Bronx, el favorito desde hace generaciones. Los entradas se pueden comprar online por 28,95 $ para adultos.

Admira unas maravillosas vistas desde los pisos 100 a 102 del One World Observatory, el edificio más alto en el hemisferio occidental. Subir en uno de los ascensores más rápidos del mundo y contemplar estas vistas panorámicas tiene un precio de 34 $, aunque si prefieres evitar hacer la cola de admisión general puedes comprar una entrada prioritaria por 58 $.

El Empire State Building está abierto hasta las 2:00 todos los días y ofrece en las plantas entre la 86 y la 102 ofrece unas vistas memorables de la ciudad y hasta 80 millas más allá. La entradas cuestan a partir de 37 $.

¿Necesitas descansar después de todo el recorrido turístico? Dirígete a AIRE Ancient Baths para disfrutar de un oasis urbano en las piscinas de hidroterapia y las saunas relajantes.

¿Listo para planificar tu propia aventura en Nueva York? Busca vuelos y alojamiento en KAYAK.es.

Nota: los precios se basan en los datos más recientes extraídos de KAYAK.es. Los precios más bajos se muestran primero, sin importar las fechas específicas a las que haga referencia el artículo. Los precios están en EUR. Los precios de los vuelos son para un billete de ida y vuelta en clase económica. Los precios de los hoteles son para una habitación doble con impuestos y tasas incluidos. Los precios están sujetos a cambios, pueden variar o no estar disponibles.

Nombre, email o comentario no válido.