Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Aquí puedes encontrar más información. Si estás de acuerdo, continúa navegando.

Cinco platos que valen una visita a Londres (¡y dónde probarlos!)

Kirsten McCroskrie
Kirsten McCroskrie

Londres tiene fama por muchas cosas: su historia, su vida nocturna y varias películas pastelosas de Hugh Grant. Pero uno de los puntos fuertes de la ciudad es su vida gastronómica. ¿Qué tal si te coges un avión y lo compruebas por ti mismo?

Ya sean restaurantes con estrella Michelín o puestos chulos de comida callejera, Londres es un paraíso para los turistas gastronómicos. Aquí encontrarás sabores y platos de todo el mundo, podrás probar la mejor cocina de fusión y atreverte con modas desconocidas (pero increíbles). Pero ¿cuáles son los platos más característicos de Londres? Y más importante, ¿valen una visita a la ciudad? (NO ES UNA PREGUNTA CON TRUCO: ¡Claro que sí!).

De los clásicos británicos a lo que está de moda, estos son los platos que no puedes dejar de probar cuando vengas a Londres. Busca vuelos en KAYAK.es y olvídate por un tiempo de la operación bikini.

Busca vuelos

El típico té de la tarde

El té de la tarde width=

Londres es la mejor ciudad para disfrutar del clásico británico por excelencia. Puedes optar por lo tradicional, lo decadente o por una opción más moderna, porque aquí importa más la experiencia que la comida en sí. Si quieres un té tradicional con scones (bollos típicos) y los sándwiches más perfectos que hayas visto en tu vida, el Ritz ofrece un té abundante en un entorno al más puro estilo Downton Abbey.

Si prefieres optar por algo más moderno (y de paso, con algo de alcohol de por medio), prueba con Sketch, famoso por su comedor rosa millennial, sillones ondulados y detalles con los que podrás petar tu Instagram. Si ya estás de vuelta de todo, prueba el “Té Científico” del Hotel The Ampersand, que incluye placas de Petri, galletas de dinosaurio y hielo seco a cascoporro en una versión alternativa del clásico.

Fish and chips

Fish and chips

Londres tiene un montón de locales donde podrás probar este típico plato británico de pescado frito con patatas. En Toff’s Fish, en el norte de Londres, podrás probar un fish and chips auténtico. Fundado en los años 60, este restaurante familiar no ha cambiado casi nada desde que abrió, es fiel a lo que sabe hacer y lo hace muy bien. Si quieres algo más novedoso, Londres está plagado de sitios donde sirven este plato tradicional, pero con un toque más moderno. Por ejemplo, en Hook Camden podrás probar un plato de fish and chips con un giro de tuerca: adobado con especias jamaicanas y rebozado en tempura.

Curry

Curry house

A pesar de sus orígenes indios, hace años que el curry es un clásico de la gastronomía británica. Lo bueno de la población multicultural de Londres es que puedes encontrar platos de curry de casi todas las regiones de la India, además de restaurantes especializados en otras recetas con curry, como algunas de Sri Lanka. Algunos de los restaurantes con más fama de la capital son Dishoom (una cadena famosa por su decoración al estilo de los cafés de Bombay), Hoppers (local de Sri Lanka con una lista de espera considerable, así que llega pronto) y Kricket (famoso por sus sabrosas raciones variadas).

También puedes desplazarte a un barrio indio para disfrutar de una comida barata que te dejará contento y satisfecho. Muchos turistas van a Brick Lane, donde los ganchos de los restaurantes se pelean en la calle por conseguir clientes, y es el lugar ideal para ponerte fino con una comida de tres platos sin arruinarte. Pero si quieres atreverte con algo menos trillado, en Tooting, en el sur de Londres, está la Milla del Curry, que como su propio nombre indica, es una calle plagada de restaurantes que sirven algunos de los platos de curry más ricos y auténticos de Londres.

Brunch

Brunch

Sí, ya, hoy en día se puede comer un buen brunch en cualquier ciudad. Pero en Londres, este desayuno tardío que se junta con el almuerzo se ha convertido en un imprescindible. Si quieres llenar Instagram con fotos de aguacates y huevos escalfados, tu sitio es Palm Vaults (tiene platos muy cuquis y cafés en tonos pastel), The Breakfast Club (decoración kitsch años 80 y 90 y desayunos clásicos) o MILK (ingredientes más rebuscados y deliciosos). Si el cuerpo aguanta, haz como los londinenses y márcate un “brunch sin fondo”: un desayuno acompañado de dos horas de barra libre de Prosecco, Bloody Marys y zumos con champán.

Si no te importa ingerir más grasas en pro de una comida más auténtica, dirígete al Regency Café, donde sirven raciones grandes e increíblemente baratas con un té en condiciones o un buen café con leche espumosa. Esta animada cafetería es famosa por su dueño gritón, y también por su aparición en la película “Crimen organizado”.

Sunday roast, la comida típica del domingo

Sunday roast

Cuando el tiempo londinense deja mucho que desear, búscate uno de los MUCHOS pubs que sirven la típica comida de domingo. Celebra el domingo en condiciones, sal de la ciudad y dirígete a una de las zonas más relajadas de Londres. Date un paseo por Richmond Park para ver ciervos, y después pídete una comida típica de domingo en The Bingham, que tiene unas vistas increíbles al río si consigues encontrar sitio cerca de la ventana. O lleva tus pasos a la moderna Islington, al norte, y hazte con una mesa en The Old Queens Head, donde podrás probar un sustancioso plato de domingo en un ambiente muy animado.

¿Te suenan las tripas? Busca vuelos con KAYAK y empieza a planear tu aventura gastronómica.

Nota: los precios se basan en los datos más recientes extraídos de KAYAK.es. Los precios más bajos se muestran primero, sin importar las fechas específicas a las que haga referencia el artículo. Los precios están en EUR. Los precios de los vuelos son para un billete de ida y vuelta en clase económica. Los precios de los hoteles son para una habitación doble con impuestos y tasas incluidos. Los precios están sujetos a cambios, pueden variar o no estar disponibles.

Nombre, email o comentario no válido.