Vacaciones baratas: 6 destinos para viajar barato en Europa

Viajar no tiene por qué suponer un gasto exorbitado. Los vuelos de bajo coste, el alojamiento asequible y escaparse en temporada baja son algunos trucos frecuentes, pero unas vacaciones baratas deben comenzar por elegir destinos baratos. Echa una vistazo a esta selección de destinos para viajar por Europa de forma asequible.

Clásicos: Praga y Lisboa

Praga

Praga y su Puente Carlos
Praga y su Puente Carlos

La capital checa aparece año tras año entre las diez ciudades europeas más visitadas y entre los destinos para tus vacaciones baratas. A pesar de la demanda turística, Praga sigue siendo un lugar perfecto para unas vacaciones low cost. Es también un buen destino gastronómico, ya que está repleto de bares y restaurantes, donde probar cervezas nacionales y platos típicos.

Recorrer sus callejuelas adoquinadas contemplando coloridos edificios es un regalo para los ojos y una lección de historia, cultura, arte y arquitectura. El complejo del castillo, el famoso puente de Carlos, la plaza del Ayuntamiento, el barrio judío, la Casa Danzante y el monasterio y la biblioteca de Strahov son algunos de los lugares imprescindibles. Y si te sorprende un repentino chaparrón, el frío aprieta o, simplemente, necesitas un descanso para reponer fuerzas, sus coquetos cafés, como el Café Louvre o el Café Savoy, serán tus mejores aliados.

Lisboa

La vista desde el Miradouro de Santa Luzia
La vista desde el Miradouro de Santa Luzia

Histórica, soleada, con ambiente, apetitosa y cercana. Lisboa es una ciudad que lo tiene todo y es ideal para disfrutar de unas vacaciones baratas en pareja, en familia o con amigos. El mejor plan es olvidarse del mapa y deambular sin rumbo por sus calles dejando que te sorprenda a cada paso; con calzado cómodo, eso sí, porque las empinadas cuestas de la Alfama lo precisan.

Dedica el día a visitar los principales lugares de interés, como la plaza del Comercio, la torre de Belém, el castillo de San Jorge y el elevador de Santa Justa. Por la tarde elige alguno de sus miradores —como los de Santa Catarina, Senhora do Monte o São Pedro de Alcantara— para ver la caída del sol, antes de dirigirte al Bairro Alto, una de las mejores zonas de la ciudad para ir de bares por la noche.

Y una vez que hayas visto lo imprescindible, puedes utilizar Lisboa como base para explorar los alrededores. Sintra, a solo 40 minutos en tren desde la estación de Rossio, es muy recomendable por albergar obras arquitectónicas de lo más singulares, como Quinta da Regaleira y el palacio da Pena. Y a una distancia similar, pero desde la estación de Cais do Sodre se encuentra Cascais, un popular destino de playa.

Rumbo al este: Varsovia y Bucarest

Varsovia

La Plaza Central de Varsovia
La Plaza Central de Varsovia

Viajar barato hasta Varsovia significa que tanto si te gusta la historia, la música clásica o el arte moderno, la capital polaca tiene algo para ti. En el Museo del Alzamiento de Varsovia, el Museo POLIN de la historia de los judíos polacos y el Museo Nacional aprenderás sobre la historia de la ciudad; el Museo Fryderyk Chopin está dedicado a la vida y obra del gran compositor; y el Museo de Arte Moderno y la Galería Zacheta son paradas obligatorias para los amantes del arte contemporáneo.

El centro histórico de Varsovia, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco, fue reconstruido en su totalidad tras la Segunda Guerra Mundial inspirado principalmente en cuadros del artista italiano Canaletto. Recórrelo sin prisas, admirando cada detalle de sus coloridas fachadas, comenzando en la plaza del Mercado, custodiada por la estatua de la sirena. Y, por supuesto, no te vayas sin probar los pierogi, las empanadillas típicas polacas que encontrarás en cualquier restaurante local.

Bucarest

Date un paseo por Bucarest
Date un paseo por Bucarest

Rumanía es uno de los mejores países europeos para unas vacaciones baratas. Es conocido principalmente por sus castillos medievales, el delta del Danubio y los monasterios de Bucovina; de ahí que muchos viajeros pasen por alto Bucarest. La capital rumana es un destino infravalorado que merece la pena visitar y un sitio perfecto para una escapada urbana de fin de semana de lo más asequible.

Bucarest sorprende al viajero con una curiosa arquitectura que mezcla rincones al más puro estilo parisino —el Arco del Triunfo, el Grand Hotel Continental, la Biblioteca Central Universitaria y muchos edificios de Calea Victoriei— con edificios modernistas y de art déco y otros de estética comunista. Entre estos últimos destaca el Parlamento de Rumanía, el edificio administrativo más grande del mundo cuya obra no está exenta de polémica.

Otro de sus atractivos es Therme Bucuresti, el centro termal más grande de Europa, situado a las afueras de Bucarest. Tiene tres zonas distintas, cada una con un precio diferente, pero incluso hasta la entrada más cara, que da acceso a todas las instalaciones, es una auténtica ganga. Además de acceder a piscinas interiores (con bar incluido) y exteriores, toboganes, saunas, zona de lectura y camas de rayos infrarrojos, puedes contratar servicios adicionales, como masajes y tratamientos corporales.

Báltico: Tallin

Vista de arriba de la plaza central de Tallin
Vista de arriba de la plaza central de Tallin

La capital de Estonia tiene un encanto difícil de igualar por otras ciudades europeas. No solo porque se pueden hacer vacaciones baratas aquí, como su centro histórico parece sacado de una postal, con edificios de coloridas fachadas y puntiagudos tejados rojos. En los últimos años ha ganado popularidad como destino turístico y como unos de los lugares baratos para viajar, y en la época estival hay cierta afluencia en sus calles y plazas; pero, si vas en invierno, tendrás Tallin prácticamente solo para ti y lo verás cubierto de nieve mientras paseas por el mercadillo navideño que se instala en Raekoja Plats.

No te pierdas la catedral ortodoxa de Alexander Nevsky, la plaza de la Libertad, el parque de Kadriorg y la torre de Kiek in de Kök. Visita el Museo de Arte Kumu, el Museo Marítimo Estonio y el barrio de Rotermann. Contempla la ciudad a tus pies desde alguno de sus miradores o sube a la torre de la iglesia de San Olaf para tener unas vistas de 360 grados.

Un punto fuerte de Tallin son sus bares y restaurantes. Von Krahl organiza actuaciones en directo y atrae a un público joven interesado en el arte y la cultura. Hell Hunt (que dice ser el primer pub de Estonia) es un buen lugar para una cena informal y cerveza. Y en Kompressor sirven gigantescos crepes salados y dulces, por lo que puedes comer por poco más de cinco euros.

Alternativo: Moldavia

Visita Moldavia y su Monasterio Ciuflea
Visita Moldavia y su Monasterio Ciuflea

Es uno de los destinos baratos para viajar y es el país menos visitado de Europa, pero con el aumento de los vuelos de bajo coste, seguramente este dato cambiará en los próximos años. Este pequeño país sin salida al mar, situado entre Rumanía y Ucrania, ha empezado a despertar la curiosidad de los viajeros y es un buen momento para visitarlo y disfrutar de unas vacaciones baratas antes de que el turismo de masas diluya su carácter auténtico y personal.

Moldavia tiene una gran tradición vinícola y la bodega Mileștii Mici ostenta un récord Guinness por albergar el mayor número de botellas del mundo (casi dos millones). La cercana bodega de Cricova, cuya red subterránea de túneles y galerías tiene un total de 120 kilómetros de largo, es también parada obligatoria. En Chisinau puedes explorar el pasado soviético de Moldavia a través de su arquitectura —no te pierdas el edificio del Circo Estatal— y museos nacionales como los de Historia y Etnografía e Historia Natural, así como probar su gastronomía en alguno de sus restaurantes a precios muy asequibles.

Además, es un destino perfecto de turismo rural, de sorprendentes paisajes naturales salpicados de pueblecitos y monasterios, como los de Tipova (cavado en la roca junto al río Dniéster) y el de Manastirea Curchi, a unos 45 minutos al norte de Chisinau y considerado uno de los más bonitos del país. Aquí se puede viajar barato y ver monumentos muy bonitos.

Si no quieres salir de España para tus vacaciones baratas, mira estes artículos sobre las mejores playas de España, sobre Islas Canárias y sobre las mejores Verbenas por el país.

 

Nombre, email o comentario no válido.

Google+