Hermigua: la magia de La Gomera

Con una temperatura anual media de veintidós grados, es fácil saber por qué muchos afirman que La Gomera tiene el mejor clima del mundo. La segunda isla más pequeña de Canarias es, no solo un refugio para escapar del invierno, sino también en destino perfecto de turismo rural en cualquier época del año.

Enclavado en un valle que baja desde el exuberante Parque Natural de Garajonay hasta el Atlántico se encuentra Hermigua, un pintoresco municipio donde el verde de los cultivos de las plataneras contrasta con el azul del océano en playas de arena negra y donde historia, patrimonio y naturaleza se unen en perfecta armonía.

El Parque Nacional Garajonay
El Parque Nacional Garajonay

La Gomera: ayer y hoy

La historia moderna de La Gomera habla de conquistas y sublevaciones, de descubridores y personajes polémicos, donde también tienen cabida rumores de romances prohibidos. En el siglo XV, la isla comenzó a ser gobernada por la familia Peraza. Hartos de la opresión y tiranía de Hernán Peraza El Joven, los gomeros nativos respondieron de forma violenta acabando con su vida en la cueva de Guahedum. A su muerte, su esposa Beatriz —con la que había contraído matrimonio por mandato de la reina—se casó con Alonso Fernández de Lugo, otra figura clave en la conquista Canaria; pero, según dicen, también tuvo amoríos con Cristóbal Colón, al que abastecía en sus visitas a la isla. La bahía de San Sebastián de La Gomera se convirtió en la última escala de las embarcaciones que pusieron rumbo al continente americano con Colón, Cortés, Pizarro y otros navegantes a la cabeza.

En la actualidad, La Gomera es un lugar tranquilo y apacible que ofrece al viajero numerosas posibilidades de ocio y entretenimiento en un privilegiado entorno natural.

El silbo gomero, un tesoro comunicativo patrimonio de la UNESCO

Este curioso sistema comunicativo es, según la Unesco, el único lenguaje silbado del mundo que ha alcanzado un alto grado de desarrollo y es utilizado por un gran número de personas, ya que lo habla la mayoría de la población gomera: unas 22 000 personas. Para evitar su desaparición, lleva casi dos décadas enseñándose en las escuelas y hoy puede escucharse en diversas fiestas y acontecimientos locales.

Qué ver y hacer en Hermigua

Visitar los principales lugares de interés

La mejor forma de conocer Hermigua es caminar por sus calles, disfrutando de la tranquilidad de cada rincón y dejando que el encanto y la magia de La Gomera se muestren ante ti sin esfuerzo. Estos son algunos de los lugares que no puedes perderte:

El Convento

Parque Etnográfico de la Gomera Los Telares

Los Telares es más que un negocio de artesanía. Situado junto al antiguo convento, se compone de una finca tradicional ecológica, un jardín botánico y un molino de gofio que alberga una colección de antigüedades. Es un auténtico museo etnográfico en el que aprender sobre las costumbres y las actividades de los antiguos gomeros. En su tienda gastronómica puedes probar y comprar algunos de los productos canarios más típicos, como gofio, miel de palma, almogrote —una especie de crema de queso picante—, galletas típicas y vinos gomeros.

Miradores

Tan verde y bonita
Tan verde y bonita

Donde hay valle hay buenos miradores, y Hermigua no es una excepción. El mirador de La Punta se sitúa sobre la playa de Santa Catalina y ofrece una fantástica panorámica del litoral. Desde el mirador de Borges podrás contemplar el Valle Bajo de Hermigua, al igual que el mirador de La Orilla de la Caleta; y el mirador de la Cruz del Viento es el sitio perfecto para ver el atardecer con el Teide de fondo.

Disfrutar de sus playas y piscinas naturales

Playa de Santa Catalina

La playa principal de la zona se ubica en el punto de encuentro del valle de Hermigua con el Atlántico y rodeada de cultivos de plátanos. Dado que hay fuertes corrientes durante casi todo el año, es ideal para practicar surf y otros deportes acuáticos, aunque a finales de agosto la marea baja y permite disfrutar de un buen chapuzón con vistas a Tenerife.

Piscina natural del Pescante

Los pescantes son estructuras construidas para facilitar la carga y descarga de mercancías en costas abruptas que no permiten a las embarcaciones acercarse demasiado. La construcción del primer pescante en Hermigua a principios del siglo pasado supuso una gran mejoría para la economía de la isla, ya que facilitó la exportación de plátanos y otros productos agrícolas. El proyecto de un segundo pescante de mayor tamaño nunca llegó a completarse. En la zona del pescante viejo se encuentra la piscina natural de Hermigua, que atrae tanto a lugareños como a visitantes en la época estival.

Playa de La Caleta

Considerada por muchos como la mejor playa del norte de La Gomera, esta cala de arena negra y 200 metros de longitud está resguardada de las corrientes, por lo que es apta para el baño. Dispone, además, de varios servicios e instalaciones como merendero, duchas y baños públicos, que la convierten en un buen lugar para un día de playa en familia.

Qué bonita és La Gomera
Qué bonita és La Gomera

Hacer rutas en plena naturaleza

La orografía de Hermigua y la belleza paisajística que rodea el municipio hacen del valle un lugar ideal para hacer excursiones y rutas en plena naturaleza. Puedes, por ejemplo, recorrer a pie el Parque Nacional de Garajonay, el mejor ejemplo de bosque de laurisilva canaria; este ecosistema único se originó en la Era Terciaria y tiene su máximo exponente en el barranco de El Cedro.

Entre las rutas de senderismo disponibles se encuentran las siguientes:

Ruta Montaña Quemada-El Cedro-Barranco Monteforte-Lomo San Pedro. Es una ruta sencilla, con un trayecto en descenso que te llevará desde un boque de laurisilva hasta Hermigua, pasando por el caserío y la cascada del Cedro, así como por la presa de Los Tiles y la base de los Roques, una curiosa estructura geológica donde es posible practicar escalada.

 

Ruta del azúcar: Las Poyatas-Los Álamos-Montoro-La Caleta. Esta ruta recorre el mismo trayecto que se hacía en el siglo XVI para transportar el azúcar cultivado en el valle hasta la playa de La Caleta y ser luego exportado a otros mercados europeos. El recorrido ofrece unas vistas espectaculares de todo el Valle Bajo de Hermigua y parte del Valle Alto.

Si visitas Hermigua en marzo, puedes apuntarte a la carrera de Montaña Villa de Hermigua organizada por el Ayuntamiento, con recorridos de 13, 20 y 27 km, respectivamente.

Leer más:
Nombre, email o comentario no válido.

Google+