Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Aquí puedes encontrar más información. Si estás de acuerdo, continúa navegando.

La guía de los viajeros expertos para Marrakech

David Alonso
KAYAK MGZN

Dónde

Marrakech, Marruecos

Cuándo

Septiembre es un mes ideal para visitar Marrakech. La temperatura media de 27 ºC es estupenda para explorar la ciudad, hacer una excursión por el desierto y relajarse en la piscina.

Por qué

Marrakech es una metrópolis llena de historia y cultura con un estilo de vida dinámico en la que se mezclan tradición y modernidad. Descubre todo lo que la ciudad tiene que ofrecer: desde el arte, la arquitectura y la cocina típica marroquí hasta las emocionantes actividades de aventura que solo se pueden encontrar en el continente africano.

Antes de viajar

Antes de ir a Marrakech, aprende un poco de francés o de árabe. Si te sabes unas cuantas expresiones básicas (sí, no, por favor, gracias) en cualquiera de estos idiomas, te las arreglarás mejor durante tu viaje.

Moneda

La moneda de Marruecos es el dírham, que se suele abreviar como DH. Aproximadamente, 11 dírhams equivalen a 1 euro. Marruecos tiene una moneda “cerrada”, así que no podrás cambiar dinero antes de viajar al país ni cambiarlo de vuelta una vez hayas regresado a casa. Lo mejor es que calcules más o menos cuanto te vas a gastar y compres dírham en las oficinas de cambio del aeropuerto o en el centro de la ciudad. Por supuesto, también puedes sacar dinero directamente de un cajero, pero ten en cuenta que en Marrakech hay pocos y que no están cerca unos de otros.

Coste

Marrakech es una ciudad muy económica. Un menú de tres platos para dos te puede salir fácilmente por menos de 20 € (220 dírhams).

Consejos a la hora de reservar

Una de las experiencias más típicas de Marrakech es quedarse en un riad, una mansión construida en torno a un patio central. La mayoría de ellas están en la Medina, el casco antiguo, y tienen fuentes, piscinas y una arquitectura maravillosa. Sin duda, todo un oasis de tranquilidad donde podrás vivir una estancia inolvidable que te ayudará a evadirte del ajetreo de Marrakech.

Sobre el terreno

En cuanto llegues al aeropuerto, tendrás que pasar por la aduana, lo que puede llevarte un buen rato dependiendo de la gente que haya. Si quieres estar conectado durante tu viaje, lo mejor es que compres una tarjeta SIM local directamente en el aeropuerto. Hay un puesto de Maroc Telecom justo al lado del punto de recogida de equipajes. Una vez tengas tus maletas, coge un taxi y dirígete a tu hotel, ¡pero no te olvides de regatear con el conductor! El precio habitual del aeropuerto a Yamaa el Fna, y a casi cualquier parte de la ciudad, es de 70 dírham durante el día y 150 por la noche, pero los taxistas te pedirán mucho más al principio. Una vez en la ciudad, no te pierdas estos lugares:

Plaza de Yamaa el Fna

Tu primera parada en Marrakech debería ser la animada plaza de Yamaa el Fna. Aquí se concentran una gran cantidad de puestos que venden comida y zumos recién exprimidos, así como artistas típicos de Marruecos: encantadores de serpientes, pitonisas, tatuadores de henna y vendedores ambulantes. ¡Y todos querrán tu atención! Si quieres ver la plaza en hora punta, pásate por allí al atardecer. A esta hora se llena de músicos y bailarines dispuestos a entretener al público que cena en los puestos de comida callejera, una constante celebración de la cultura bereber y marroquí.

Zocos

Al norte de Yamaa el Fna te encontrarás con un área de zocos en los que podrás comprar desde alfombras y telas hasta objetos de cuero y joyería (por supuesto, después de regatear el precio). Los zocos de Semmarine y Rue Mouassine son todo un festival para los sentidos en donde se venden especias aromáticas, tintes de vivos colores, productos frescos e intrincados tejidos.

Septiembre es el mes de verano más fresco, con temperaturas ideales para explorar la ciudad.

Jardín Majorelle

El Jardín (y museo) Majorelle es una maravilla. Los jardines diseñados minuciosamente destacan sobre las paredes azul cobalto y los patios llenos de hermosos mosaicos. En su interior, encontrarás el museo Yves Saint Laurent, que alberga una amplia colección de ropa y accesorios del famoso diseñador, cuyo trabajo estaba muy influenciado por sus viajes a Marrakech.

Palacio de la Bahía

El Palacio de la Bahía, del siglo XIX, es un ejemplo de la refinada arquitectura islámica en todo su esplendor. Quédate boquiabierto ante la perfecta simetría de los grabados y mosaicos mientras exploras su hermoso patio, que en su momento fue utilizado por algunos de los líderes más poderosos de la historia de Marruecos.

Hamam

Un hamam es un balneario tradicional marroquí y, como no podía ser de otra forma, en Marrakech hay una gran cantidad. En los hamam la experiencia se suele dividir en tres fases: primero, una sala con vapor muy caliente para abrir los poros; después, enjabónate y frótate la piel con un tradicional guante exfoliante de kessa; por último, sumérgete en un baño de agua fría para terminar lleno de energía.

Haz pausas para el té

El té no es solo cosa de los británicos. Entre los zocos y las estrechas callejuelas de Marrakech te encontrarás con lugares en los que disfrutar del té tradicional marroquí (té verde con hojas de menta y una generosa cantidad de azúcar). Si el té no es lo tuyo, prueba otras delicias marroquíes, como la pastilla (pastel de pollo/paloma especiado), los crepes de mantequilla o el tajín cocinado a fuego lento.

Más allá de los muros de la ciudad

No dejes que los muros del casco antiguo de Medina limiten tus aventuras. Algunos de los lugares más impresionantes de Marruecos se encuentran a las afueras de Marrakech.

Cascadas de Ouzoud

Desde Marrakech puedes reservar una excursión de un día hasta las hermosas cascadas de Ouzoud. Para llegar a ellas tendrás que caminar a través de un terreno rocoso a la sombra de los olivos, una experiencia que vale la pena por sí misma. Al llegar al valle, tus esfuerzos se verán recompensados con unas maravillosas vistas de las cascadas, que caen un centenar de metros más abajo en una piscina natural en el río El Abid.

Desierto de Merzouga

Si viajas a Marruecos en busca de dunas de arena, el desierto de Merzouga es el lugar idóneo para ti. Puedes acampar al aire libre bajo las estrellas, hacer un recorrido en camello o en quad y, si te sientes con ganas, ¡incluso probar a hacer snowboard por las montañas de arena! Llegar a las dunas no te costará mucho dinero, pero sí que te llevará un par de días. Sin duda, la experiencia merece la pena, ya que, además, por el camino hay unos cuantos paisajes dignos de ver.

Montes Atlas

Las comunidades bereber han vivido en los empinados valles de los Montes Atlas durante siglos. Las rutas de senderismo desde la ciudad de Imlil te llevarán a través de sus antiguos pueblos, donde podrás ver cómo es su día a día y admirar las alfombras de lana por las que se conoce a los bereberes. Para los montañeros más ambiciosos, el pico de Djebel Toubkal es una emocionante escalada hasta el punto más alto, no solo de la cordillera del Atlas, si no de todo el norte de África.

Información útil

  • El agua que sale de los grifos de Marruecos no siempre es potable. Te recomendamos que lleves una botella de agua con filtro o que compres agua embotellada para saciar tu sed.
  • No te quites la camiseta. Aunque Marrakech sea una ciudad muy cosmopolita, caminar por las calles con tu ropa de piscina puede generar una atención no deseada.
  • En Marruecos utilizan tomas eléctricas europeas, así que no te hará falta un adaptador de corriente.
  • Ten cuidado cuando te ayuden sin que lo pidas. Hay mucha gente que se ofrecerá a guiarte por la ciudad, pero lo más probable es que acabes en la tienda de alfombras de su primo (donde se espera que compres algo) o que cuenten con que les vas a pagar por ayudarte a encontrar el camino de vuelta a tu riad.
  • Lleva suficiente dinero en efectivo, ya que muchos sitios no aceptan pagos con tarjeta.
  • No puedes hacer fotos donde ni cuando quieras. La gente espera que les pidas permiso antes de hacerles una foto y, a menudo, querrán que les pagues por ello.

Nota: los precios se basan en los datos más recientes extraídos de KAYAK.es. Los precios más bajos se muestran primero, sin importar las fechas específicas a las que haga referencia el artículo. Los precios están en EUR. Los precios de los vuelos son para un billete de ida y vuelta en clase económica. Los precios de los hoteles son para una habitación doble con impuestos y tasas incluidos. Los precios están sujetos a cambios, pueden variar o no estar disponibles.

Nombre, email o comentario no válido.