Al navegar en nuestra web, confirmas que estás de acuerdo con el uso de cookies con fines técnicos, analíticos y de marketing. Aquí puedes encontrar más información. Si estás de acuerdo, continúa navegando.

8 cosas que te pasarán cuando busques un vuelo

Kirsten McCroskrie
Kirsten McCroskrie

El primer paso para planear un viajazo es encontrar el billete de avión perfecto.

Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo. Porque, aunque nos encante viajar, hay que reconocer que la planificación es un auténtico rollazo. ¿Sientes que atraviesas un campo de minas cuando planificas el viaje y buscas alojamiento y vuelo? ¡Tranquilo, que vamos a enseñarte a hacerlo bien! Al final, verás como vale la pena.

Prepárate un café, busca tu lista de reproducción favorita y ponte cómodo. Ha llegado el momento de buscar el vuelo. Prepárate mentalmente para las cosas que te vas a encontrar y evita que te estresen. (Un consejo: la mejor forma de hacerlo es usar el buscador de KAYAK).

Busca vuelos

1. El plan: buscar

Lo primero es lo primero. Todos hemos vivido ese momento en el que nos damos cuenta de que necesitamos unas vacaciones: cuando pierdes el bus por enésima vez, cuando necesitas perder de vista al jefe unos días o cuando te mueres de ganas de estrenar esa cámara GoPro a la que le has echado un ojo y necesitas una excusa para comprártela. Es entonces cuando te pones a buscar a ver qué hay.

Pero antes de perder el tiempo buscando en Google “destinos baratos y con buen tiempo”, lo mejor será que pruebes la función de KAYAK Explore, donde podrás ver las mejores ofertas de los destinos que mejor se ajustan a tu presupuesto. Chupado, ¿verdad?

Busca vuelos baratos a cualquier destino

2. No te pierdas en un mar de pestañas

Hay muchísimas opciones. Y tienes miedo de perder la información. Por eso empiezas a abrir una pestaña tras otra. Al final, acabas abriendo una nueva ventana para ver cómo puedes llegar a ese aeropuerto del que nunca has oído hablar. Es entonces cuando tu ordenador se echa a llorar… Por fin, después de una búsqueda infinita, te has decidido por un destino. Ahora hay que ponerse en serio con lo de la compra.

 Ponte cómodo, ha llegado el momento de ponerse a buscar...
Ponte cómodo, ha llegado el momento de ponerse a buscar…

3. ¿Precio o comodidad? Esa es la cuestión

Has encontrado un vuelo, ¡y baratísimo además! Pero… ¡Oh, es un vuelo con escala! Estamos totalmente a favor de las escalas, pero ¿es necesario hacer escala en Ámsterdam cuando vuelas a Berlín? Luego te das cuenta de que el vuelo con escala es solo un pelín más barato que el directo. Total, que sigues buscando.

4. Ojo con las distracciones

Los humanos tendemos a emparrarnos y distraernos en vez de centrarnos en la tarea que tenemos entre manos. Intenta no ponerte vídeos de gatitos para no desviar tu atención. Tampoco te pongas a contestar los mensajes del móvil (a no ser que tengas que contestar los mensajes de tu futuro compañero de viaje). Venga, céntrate que aún queda mucho por hacer.

5. “Ah, demasiado caro, me espero a que el precio baje…”

Has encontrado el vuelo perfecto con el horario perfecto y el precio perfecto… Sin duda, hay que comprarlo ya. Pero una voz dentro de tu cabecita te dice: “¿Por qué no esperas a ver si baja?”. Por suerte, si buscas con KAYAK, tenemos una función que, gracias a nuestra gestión de datos, calcula si el precio del vuelo tendrá tendencia a bajar o no. Si no estás del todo seguro, puedes activar la alerta de precios. Te enviaremos un mensaje si vemos que el precio del billete puede subir, así tendrás tiempo aún de comprarlo en un periquete.

Busca tu vuelo y activa la alerta de precios

6. Por fin visualizas el viaje

Estarás un poco indeciso hasta que, de repente, te des cuenta de que no hay nada que te impida hacer este viaje. Ha llegado el momento de comprar.

 Si encuentras el vuelo perfecto, ¡no te lo pienses más y cómpralo!
¡Si encuentras el vuelo perfecto, ¡no te lo pienses más y cómpralo!

7. Presta atención a los nombres

Ya lo tienes, te falta nada para acabar de comprarlo. Solo tienes que introducir el nombre del pasajero y, aunque nunca cometes ningún error al teclear, de repente sientes pavor al tener que introducir tu nombre, el número de pasaporte y la información de la tarjeta de crédito. El tiempo de la página se agota… ¡y tendrás que empezar de nuevo!

8. Date un capricho, ¡que te lo has ganado!

Pero superas el pánico e introduces correctamente todos los datos. ¡Enhorabuena, ya tienes el vuelo! Dentro de un momento recibirás un correo con la confirmación de la reserva. Es hora de que le hagas una foto a la copa de vino que te has estado bebiendo todo este tiempo y que publiques en Instagram… “Berlín, allá voy. ¡Vuelos comprados!”.

Y ahora ya puedes empezar a buscar alojamiento (sí, también puedes buscar hoteles en KAYAK).

¿Estás listo para ponerte a buscar? Entra en KAYAK y busca las mejores ofertas en vuelos y hoteles.

Nombre, email o comentario no válido.